CUNY Home
 

Military Industrial Complex

Military Industrial Complex 3El pueblo de Twentynine Palms, CA, abastece la cercana base militar del Cuerpo de Marinos, c. 2010.En 2010, los Estados Unidos representaban el 43% de los gastos militares del mundo. Antes de 1945, los Estados Unidos mantenían un pequeño ejército en tiempos de paz y gastaban relativamente poco en el ámbito militar. Los gastos se acentuaron durante la Guerra Civil y la primera guerra mundial, pero regresaron a bajos niveles después que terminaron las guerras.

La situación cambia después de la segunda guerra mundial con el inicio de la guerra fría, cuando los gastos militares aumentan a más de un tercio de la producción na­cional en bruto. De acuerdo con el Centro de Información de Defensa, los gastos de defensa aumentan en dólares de 2004 de una cifra inferior de $100 mil millones en 1948 a $450 mil millones en 1953 al final de la guerra de Corea, con niveles de gastos similares durante las guerras de Corea y Vietnam, el acrecenta­miento en la época de Reagan en los 1980 y las guerras de Irak y Afganistán.

En el discurso de despedida del Presidente Dwight David Eisenhower en 1961, advertía que “Esta conjunción de un inmenso establecimiento militar y una gran industria del armamento es nueva en la experiencia estadounidense. La influencia total...se siente en cada ciudad, cada cámara estatal, cada oficina del gobierno federal”. Como confirmación de los miedos de Eisenhower, los contratistas militares situaron sus facilidades de producción en múltiples distritos electorales y bases militares diseminadas por todos los Esta­dos Unidos para incrementar al máximo el apoyo a los gastos militares en el Congreso. En ninguna parte fue esto tan evidente como en el sur, donde las bases militares y los contratos de defensa cre­cieron más rápidamente. Entre 1951 y 1980, el sur incrementó su porción de los contratos mili­tares importantes del 7.6 al 24.2 %. Debido a su poderosa delegación electoral, bajos niveles de sindicalismo, y una población inclinada hacia lo militar, la porción del presupuesto militar del sur se obtuvo a expensas del medio oeste y los estados del medio Atlántico.

El poder del complejo industrial militar se mantiene incólume. En enero de 2011, cuando el Ministro de Defensa Robert Gates propuso una reducción de $78 mil millones al presu­puesto de defensa a lo largo de cinco años, Howard McKeon, jefe del Comité de Servicios Armados de la Cámara, se opuso porque “es­tas inversiones tienen el beneficio adicional de estimular la economía e impulsar la innovación que son la marca de esta gran nación”. Aun cuando el Pentágono ha retrasado la compra de un proyecto de armas, como el avión de caza conjunta F-35, los políticos han recurrido a justificaciones económicas para apoyar los intereses de sus distritos.


Military Industrial Complex 1Día de los Visitantes en la Base de la Fuerza Aérea de los EEUU en Yokota, apón, 2009. Military Industrial Complex 4Marinos de servicio en Camp Pendleton, CA, practican la guerra moderna, 2011. Military Industrial Complex 2Botón de identidad del marinero Samuel Gottlieb, emitido por la Marina de Guerra de Brooklyn, 1918.