CUNY Home

La Ciencia: La Maquinaria de los Estados Unidos Para el Éxito Económico

Super Estrella de la Educación Superior

Ernest O. Lawrence, egresado de la Universidad de Dakota del Sur, B.A., obtuvo el Premio Nobel de física en 1939 y fue pionero en física nuclear en la Universidad de California, Berkeley.

Laboratorio Entomológico de la Universidad de Maryland, 1899.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno federal y estatal respondieron a los retos económicos invirtiendo en la enseñanza superior y la investigación para mantener la posición de los Estados Unidos como superpoder económico. La Guerra Fría facilitó la base para las investigaciones en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, pero en la época posterior a Vietnam, la enseñanza superior experimentó una disminución en el apoyo del sector público a la investigación científica y el desarrollo. Las grandes corporaciones llenaron ese vacío. Para 1977 el sector privado ya invertía más que el gobierno en investigación básica. La Iniciativa de Defensa Estratégica del Presidente Reagan (alias Star Wars) aumentó los fondos públicos para la enseñanza superior en los 1980, pero esos fondos decayeron en los 1990 tras el colapso de la Unión Soviética.

Los acontecimientos de la economía mundial hoy en día han realzado la importancia de invertir en la investigación científica y tecnológica. Como dijera recientemente el Ministro de Educación Arne Duncan ”La educación científica es central en nuestro amplio esfuerzo de restaurar el liderazgo de los Estados Unidos en la educación a nivel mundial. . .”

Mantener el aspecto competitivo de los Estados Unidos requiere la creación de trabajos en áreas como energía verde, nanotecnología, cuidado de la salud e ingeniería. La mayoría de los científicos, ingenieros, maestros y técnicos del futuro destinados a trabajar en estas áreas se educarán en las universidades públicas, a las cuales asiste el 80% de todos los estudiantes. Desde la aprobación del Acta Morrill de Concesión de Tierras en adelante, la enseñanza universitaria superior ha desempeñado un papel fundamental en el avance de la ciencia; éste es el legado que debe continuar hacia el siglo veintiuno.

Profesores y estudiantes de la Universidad de Massachusetts prueban el equipo del laboratorio de ingeniería, hacia 1965.

La profesora Elizabeth Dyer y sus estudiantes en un laboratorio de ciencias de la Universidad de Delaware, hacia 1950.

Estudiantes de horticultura de la Universidad Estatal Agrícola de Kansas (ahora Universidad Estatal de Kansas) hacia 1897-1898.

Estudiantes de la Universidad Comunitaria de Valencia realizan experimentos de biología, 2009.

Estudiantes en Acceso Minoritario a Carreras de Investigación en la Universidad Estatal de California, Fullerton, hacia 2005.